#7532b8 #520096

miércoles, 28 de septiembre de 2016

RESEÑA | NOSOTROS DESPUÉS DE LAS DOCE



Nosotros después de las doce narra la historia de Aurora, una chica normal y corriente que vive con sus padres y su abuelo en un pequeño pueblo entre las montañas llamado Valira. Podría decirse que no es un pueblo cualquiera, ya que cuenta la leyenda que hubo una reina feérica, cuyo espíritu alberga en el pueblo, sobretodo en el carrusel de la plaza que posee poderes mágicos y muy extraños, y el cual aseguran que aún corre sangre de hadas en sus habitantes. Esto en un principio no supone ninguna sorpresa para nuestra protagonista, ya que está acostumbrada a las historias que su abuelo le cuenta con respecto al carrusel.

La vida de Aurora puede parecer algo simple, ya que desde hace tiempo trabaja en el negocio familiar, además de ayudar a su abuelo con el carrusel, y no tiene muchas intenciones de abrir horizontes y echar a volar lejos del pueblo en el que siempre ha estado, ya que se siente muy a gusto entre pasteles y cruasanes. Pero en la víspera de San Juan, la noche más mágica del año en el pueblo, regresa una familia que Aurora ha conocido bastante bien desde siempre, o eso es lo que ella pensaba.



Estas personas fueron para Aurora como una segunda familia, entre ellos Erin, su mejor amiga, a la que no veía desde hace dos años desde que se fue a la gran ciudad para estudiar y tener un futuro mejor. Pero no ha regresado sola, también ha vuelto su hermano gemelo Teo, y que nuestra protagonista prefiere evitar a toda costa. Aunque nunca hayan tenido una relación de amistad, Aurora nota una mirada en él que no recordaba, tanto que la intensidad y las vibraciones que desprende empezarán a rondar en más de una ocasión en su cabeza.

Aurora no sabe que esa intensidad, esa conexión hacia el gemelo de su mejor amiga, no es una simple casualidad, tarde o temprano terminará descubriendo muchas incógnitas y misterios sin resolver. Y aunque nuestra protagonista deteste su nombre por el simple hecho de ser un referente de una princesa de cuento de hadas, su corazón de hielo comenzará a derretirse y a funcionar con mayor intensidad, suponiendo un cambio radical en su manera de ver el mundo de una princesa después de que suenen las doce



OPINIÓN PERSONAL :

Esta es la segunda novela que leo de Laia Soler y debo decir que me ha gustado más de lo que imaginaba, la historia en sí hace que no dejes de soñar y de imaginar, con unos personajes demasiado entrañables. Aún así sigo prefiriendo Heima es hogar en islandés. Esta lectura se ha llevado a cabo gracias al Club Folloneros, si queréis saber más solo tenéis que hacer click aquí.

La historia puede parecer pastelosa e infantil con solo ver la portada, pero es mucho más que eso. La trama nos muestra un conjunto de personajes que nos invitan a soñar y a imaginar como si estuviéramos en un cuento de hadas, en el que los puntos fuertes de esta historia son sus propios personajes como Aurora, Teo, Erin y los sentimientos que ellos mismos nos transmiten con sus personalidades y el ambiente tan mágico como es el pueblo de Valira. La relación inesperada que surge entre Aurora y Teo al principio puede llegar a parecer un poco forzada e irreal, pero conforme nos van contando los secretos de Valira, comprendemos el por qué de más de una cosa. El final me emocionó mucho, necesitaba una historia de este tipo y ha conseguido tocarme la fibra sensible, por lo que es un gran acierto a la hora de leerlo.


Los personajes en esta ocasión han sido bastante variados. Es cierto que me ha emocionado mucho la historia, aunque debo decir que con su protagonista, Aurora, al principio no lograba entenderla por ciertos momentos y formas de pensar que tiene, pero obviamente va cambiando conforme la voy conociendo más, por lo que es un personaje que está en el ecuador, ni bien ni mal. Luego está Teo, que no me daba muy buena espina al principio, ya que ese aire de orgulloso y egocéntrico no me gustaba en absoluto, pero al igual que con Aurora, va mejorando mucho y me quedo con la parte buena de este personaje.

También tenemos al abuelo de Aurora, un hombre que me ha hecho sentir de todo, tanto reír, como llorar, como sentir nostalgia por personas que ya no están, y eso ha terminado emocionándome sin lugar a dudas. Es un personaje que achucharía y nunca me cansaría de lo bueno, amoroso y entrañable que es, de su preocupación por su nieta, y por su amor incondicional al carrusel. Por último, quiero hablaros de Erin, la mejor amiga de la protagonista. Este personaje me ha gustado mucho, tiene sus momentos buenos y malos, pero me quedo con su espíritu de luchadora y con ganas de poder salir de cualquier bache para perseguir sus sueños.


La pluma de Laia Soler vuelve a sorprenderme. Me gusta el toque realista y a la vez mágico que le da a Nosotros después de las doce. Nos transmite mucha ternura y magia a través de sus personajes y su escritura. Espero seguir leyendo historias tan únicas e increíbles de esta autora.

En conclusiónNosotros después de las doce, otra historia de la escritora Laia Soler que me ha enamorado por completo. La trama es bastante sencilla al principio, te presenta a los personajes de una manera tan especial que no puedes evitar encariñarte con más de uno. Los giros inesperados se presentan en el momento clave en la historia y eso hace que no puedas parar de leer. Con un final que cualquier princesa querría tener después de que sonaran las doce. 





¿Habéis leído alguna otra novela de la autora?
¿Qué nombre de cuento querríais tener?




¡Contadme en los comentarios!