#7532b8 #520096

viernes, 28 de octubre de 2016

RESEÑA | ARIANWYN, LA APRENDIZ DE BRUJA



Arianwyn, la aprendiz de bruja narra la historia de Arianwyn Gribble, una joven bruja a la que le salen mal las cosas la gran mayoría de las veces, y en el momento en el que va a evaluarse para convertirse en una bruja de manera oficial, los nervios u otra cosa que desconoce le juegan una mala jugada. Por si esto fuera poco, tener que lidiar con Gimma, la bruja perfecta a la que le salen todos los hechizos a la primera y sin ningún margen de error, y tener que aguantar sus insultos y sus burlas desde que están juntas en el colegio, no ayudan en absoluto a nuestra protagonista. 

La mala noticia tras su examen de evaluación es que al haberlo fallado no puede graduarse, por lo que se queda con el título de aprendiz. Arianwyn se sentirá destrozada y humillada tras el pequeño espectáculo de risas y burlas por parte de las demás graduadas, pero eso no era lo peor. Terminan destinándola a un pequeño pueblo llamado Lull, que desde hace más de cuarenta años que no disponen de una bruja. El motivo por el que la envían allí es que desde hace varias semanas que se siente la presencia de demonios y seres oscuros, por lo que sus habitantes están aterrorizados y allí tienen un toque de queda.



Una vez instalada en el lugar que será su hogar y tiene el nombre de El Ocultórium, no tardará en conocer a sus habitantes, el alcalde del pueblo Josiah Belcher, la sobrina de los dueños de la posada El buey azul Salle y su supervisora del distrito la señora Delafield, entre otros. No tendrá muy buen comienzo como aprendiz pero no dejará de echarle ganas y conseguir que todos sus miedos desaparezcan para que pueda arreglar sus errores. Por lo tanto, empezará a cogerle el truco e irá por el buen camino. Pero hay algo que la atormenta y no es desde hace poco, sino durante toda su vida, y es la aparición de un extraño glífico que desconoce y no aparecen en ninguno de sus libros.

Arianwyn terminará controlando todos los problemas y errores de los ciudadanos de Lull, hasta que aparece una visita al pueblo. Al principio eso no le preocupa, pero cuando se de cuenta de que es Gimma, la que tanto detesta tras infinidad de burlas y risas hacia su persona, se verá envuelta en una pesadilla. Pero eso no es lo peor, ya que la bruja perfecta tiene intención de quedarse por un largo tiempo, pero eso no es todo, ya que no parece ser la misma chica que le hacía la vida imposible, sino que se muestra comprensiva, simpática y amigable. Nuestra protagonista no sabrá si esto es una broma o una ayuda para poder seguir con su vida en Lull, pero peores tormentas acechan en el Gran Bosque, monstruos y seres oscuros que le pondrán muy difícil la faena a Arianwyn.



OPINIÓN PERSONAL :

Tenía muchas ganas de leer esta historia ya que me recordaba a una película de animación que me encantaba de pequeña, "Nicky, la aprendiz de bruja". Y tengo que deciros que este libro me ha gustado una barbaridad. Abarca un montón de elementos que hacen especial su historia, como la magia, sus personajes, la amistad, la familia, el misterio y la originalidad de la trama. Totalmente recomendable.

La historia engancha desde el principio, empezamos a conocer la vida de Arianwyn y como termina destinada a un pequeño pueblo llamado Lull, en el que tendrá que ejercer el título de aprendiz de bruja. Su nueva vida allí transcurre de manera dinámica y con mucha emoción por cada problema que sucede y que nuestra protagonista tiene que resolver con sus hechizos, los glíficos. Me ha parecido muy novedoso el tema de este tipo de magia a través de los cuatro elementos (fuego, tierra, agua y aire) que sirven para una gran variedad de cosas (creación de amuletos, protección y combate contra los seres oscuros). Me ha parecido una historia bastante original y que deja caer que habrá una segunda parte, por lo que me alegra bastante ya que el final me ha dejado con ganas de seguir conociendo a la aprendiz de bruja.


Los personajes me han gustado mucho y me han parecido diferentes y especiales. Tenemos a nuestra protagonista, Aryanwin Gribble, una joven aprendiz de bruja bastante tierna. Tiene un gran corazón y es muy bondadosa con todo el mundo, pero a veces toda esa buena intención pueden llegar a perjudicarla de forma extrema. Aún así, es un personaje que tiene magia y es muy conmovedor todo lo que hace y va consiguiendo paso a paso. También está Salle, la primera y mejor amiga que Arianwyn hace en Lull. Es un personaje muy enérgico, se emociona por la gran mayoría de las cosas y eso es un chute de energía para nuestra protagonista. Es muy defensora y protectora de la gente a la que quiere y no dudaría en poner en riesgo su vida por ellos.

Luego está Gimma, la archienemiga de toda la vida de nuestra protagonista. Es un personaje que no me ha gustado mucho, no he llegado a sentir realmente simpatía por ella. Es una chica que solo mira por ella misma y le da exactamente igual como estén las personas de su alrededor mientras ella salga victoriosa. Y por último, quiero hablaros de la señora Delafield, la supervisora del distrito. Es una mujer que al principio parece ser muy estricta pero conforme la vamos conociendo, vemos su lado más tierno y protector. Por lo que no hay que guiarse por las vestimentas, las apariencias y la primera impresión, ya que no sabes que puedes encontrar detrás de cada persona.


La pluma de James Nicol ha sido como música para mis oídos. La narración en tercera persona me ha resultado bastante curiosa y amena de leer, ya que es una lectura muy ligera e intensa al mismo tiempo. Cada personaje y criatura que ha creado es una delicia para cualquier lector que le guste este tipo de historias llenas de magia y mucha originalidad.

En conclusiónArianwyn, la aprendiz de bruja, una historia llena de magia amistad escrita por James Nicol. Este comienzo sobre la vida de nuestra protagonista, Arianwyn Gribble, es bastante interesante, no paran de suceder cosas que incentivan a que termine en un pequeño pueblo como aprendiz de bruja. Con alguno de sus personajes te enamorarás, y con otros no podrás evitar cogerles tirria y rabia. El climax final de esta historia te deja en shock por la cantidad de cosas que suceden e incentivan a que quieras seguir conociendo a su aprendiz de bruja.





Muchas gracias a la editorial La Galera por el ejemplar.




¿Habéis leído algún otro libro de la misma temática?
¿Os gustan las historias llenas de magia y hechicería?




¡Contadme en los comentarios!