#7532b8 #520096

domingo, 16 de abril de 2017

RESEÑA | CINDER



Cinder narra la historia de Lihn Cinder, una ciborg, mitad humana mitad robot, que vive con su madrastra y sus dos hermanastras. Trabaja como mecánica a sus dieciséis años, pero tiene magia en las manos, por lo que es la mejor mecánica de toda la ciudad de Nueva Beijing. Aunque el poco dinero que consigue con su trabajo va destinado a los gastos de su madrastra Adri y sus hijas, por lo que no paran de explotarla y denigrarla constantemente. Llega un momento en el que nuestra protagonista está harta de que la utilicen, por eso no parará hasta conseguir el suficiente dinero para irse muy lejos.

Un día, su camino se cruzará con la del joven príncipe Kai al visitarla a su taller, pidiéndole un grandísimo favor. Cinder no podrá negarse por lo que intentará hacer todo lo posible por ayudarlo, por el bien del país. Pero ese no es el único problema con el que tendrá que lidiar el príncipe, ya que desde hace bastantes años que hay una enfermedad mortal llamada leutomosis que está exterminando gran parte de la población. Por eso, no parará hasta conseguir una cura para terminar con la peste que está arrasando con todo. Pero desde el espacio, la reina lunar Levana estará observando todo lo que sucede, confiada de conseguir su mayor propósito para poder controlar el planeta.


Con lo que nuestra protagonista no contaba era con presenciar la infección de Peony, su hermanastra pequeña y su única amiga. No logra explicarse cómo ha podido infectarse mientras que ella no muestra indicios de que pueda estarlo también. Pero lo peor llegará cuando su madrastra se entere y la obligue a presentarse como voluntaria para que experimenten con ella, para así poder conseguir una solución para la plaga mientras ella se beneficia económicamente y se deshace de Cinder de una vez por todas. El extraño médico que hace los experimentos con ciborgs nunca encuentra la solución y nadie ha salido nunca con vida.

La sorpresa llega cuando milagrosamente Cinder sigue con vida tras un sinfín de experimentos y momentos dolorosos y compruebe que es inmune a la enfermedad, algo que no logra entender ya que no es especial, simplemente es una ciborg desdichada que nadie quiere. Por si esto fuera poco, el misterioso médico le advierte que no puede deambular por el palacio ni por las zonas de cuarentena, donde se encuentra su hermana Peony, mientras la reina Levana esté en la Tierra. Cinder no entiende porqué le da esa advertencia, pero más pronto que tarde descubrirá el verdadero motivo por el que ha sobrevivido a todos los experimentos, el verdadero motivo por el que no puede ser encontrada por la Reina Lunar.


OPINIÓN PERSONAL :

Hace siglos que conocía esta serie de libros ambientados en los cuentos clásicos, y al fin pude comenzar con el primero, Cinder. Y solo puedo decir que, ¡¿por qué he tardado tanto en empezar esta saga?! Ha sido un primer libro alucinante, con unos personajes que te tocan la fibra sensible y con un montón de plot twists que te dejan sin aliento. Como bien dice en el título, Cinder está ambientado en La Cenicienta, pero no es como el cuento clásico de Disney, sino que la autora le ha dado ese toque que hace que este libro sea especial y me haya encantado tanto.

La historia cuenta la vida de Lihn Cinder, una ciborg mitad humana mitad robot, que desde que tiene uso de memoria ha vivido con su madrastra Adri y sus hermanastras. Es mecánica en un pequeño taller, y se podría decir que es la mejor de todo Nuevo Beijing. Una mañana, tendrá la visita del mismísimo príncipe Kai que le pedirá un gran favor, que Cinder no podrá negarse. Pero hay un mayor problema en la Tierra, y es una mortal enfermedad que desde hace bastantes años está exterminando a gran parte de la población, por lo que deberán encontrar una cura antes de que sea demasiado tarde. La trama me ha parecido muy original, mezclar el cuento clásico de La Cenicienta con el grave problema de la peste ha sido todo un acierto que me ha gustado mucho. La relación que empiezan a tener Cinder y Kai es demasiado amorosa y dolorosa al mismo tiempo. El final te deja con la miel en los labios y las ganas de saber qué le depara a nuestra protagonista tras su gran descubrimiento. En definitiva, he disfrutado y absorbido de principio a fin esta gran historia.


Los personajes me han maravillado por completo. La protagonista, Lihn Cinder, aunque haya tenido la vida más triste y haya sufrido mucho, se nota que tiene una gran fortaleza y empieza a sacar a relucir su valentía y coraje. Es un personaje muy decidido, aunque se perjudique a sí misma por ayudar a los demás es un acto de grandeza por su parte que me ha encantado de principio a fin. Luego tenemos a Kai, el príncipe heredero. Con él me ha pasado algo parecido que con Cinder. Tiene mucha carga a sus espaldas por ser quien es, pero siempre intenta llevarlo lo mejor posible, mirando por el bien de su pueblo y su bienestar. Aunque sea de la realeza, no se avergüenza en absoluto cuando está rodeado de la gente del pueblo, cerca de Cinder. Y eso es otro de los puntos positivos de este personaje, que no es el típico príncipe egoísta y mimado.

También quiero hablaros de la otra cara de los personajes, la madrastra de Cinder, Adri. Es de los personajes que más he odiado de la novela. No tiene corazón ni una pizca de sensibilidad hacia Cinder, la trata como un objeto cuando en realidad es mitad humana, como ella. Siempre está culpándola de todo, haciendo todo lo posible por perjudicarla y que ella salga ganando. La autora ha recreado muy bien al personaje del cuento clásico por lo que me alegra haber leído sobre este personaje aunque no lo soporte. Y por último, tenemos a la Reina Lunar Levana, que va por el mismo camino que la madrastra, pero es aún peor. Es un personaje despiadado, superficial y caprichoso. Siempre intenta conseguir todo lo que desea, sin importarle nada ni nadie. Es de los personajes más malvados que he leído hasta el momento y por eso me ha gustado y he odiado al personaje. Está muy bien construido y es muy complejo.


La pluma de Marissa Meyer ha sido exquisita de leer. Me ha encantado el giro que le ha dado con el cuento clásico de La Cenicienta con ese toque despiadado de los ciborgs y la enfermedad que está acabando con la Tierra. Los personajes que crea son únicos, tanto los buenos como los malos, están muy bien construidos y con una personalidad desbordante. Por lo que la autora pasa a ser de mis favoritas de este año.

En conclusiónCinder, primera parte de la Saga Crónicas Lunares escrita por Marissa Meyer. Este comienzo ha sido brutal, sus personajes me han transmitido tantas cosas que no he podido dejar de leer y mucho menos soltar el libro. Cinder y el príncipe Kai me han encantado de principio a fin, no son los típicos personajes que solo piensan en sí mismos, sino que anteponen a los que tienen a su alrededor. Esta historia está llena de acción y muchos giros inesperados, una genial idea sobre los cuentos clásicos como es en esta ocasión La Cenicienta y con un final increíble que le pone el broche perfecto a este primer libro.





¿Os gustan los cuentos clásicos con un giro diferente?
¿Qué os parece el personaje Cinder?



¡Contadme en los comentarios!