#7532b8 #520096

martes, 25 de abril de 2017

RESEÑA | LA DISTANCIA ENTRE TÚ Y YO



La distancia entre tú y yo narra la historia de Caymen Meyers, una chica muy humilde que vive con su madre en la segunda planta de la tienda de muñecas de porcelana que llevan desde hace bastante tiempo. Aunque trabajar en la tienda no es algo que la entusiasme en gran cantidad, debe encargarse y ayudar a su madre con la única fuente de ingresos que tienen. Para nuestra protagonista, la gente rica no es de fiar, y el claro ejemplo se lo recalca su madre cada vez que puede. Cuando la madre de Caymen era joven, su novio la abandonó tras quedarse embarazada, pero eso no fue todo, ya que sus padres la echaron de casa y la repudiaron. Por lo que siempre han vivido en pésimas condiciones económicas, y sin la ayuda de nadie. Aún así, se tienen la una a la otra y eso a veces puede ser acertado, pero otras no tanto.

Pero le gusta su vida, tiene a su madre, su mejor amiga Skye que siempre está intentando que haga cosas diferentes y que no esté siempre metida en la tienda detrás del mostrador, y la tienda de muñecas de porcelana, que con el tiempo ha conseguido cogerle cariño y aprecio. Por otro lado, está Xander Spence que, a simple vista aparenta ser un chico mimado, arrogante y prepotente, todos los requisitos que confirman que es una persona muy rica. Su padre ve en él como su sucesor en su negocio, pero a él no le hace verdadera ilusión. Aunque la primera impresión que le da a nuestra protagonista cuando cruzan sus miradas es la típica de cualquiera que tenga mucho dinero, con el tiempo irá conociendo que no es como ella pensaba, que es diferente a los típicos ricos.


Aunque su madre le romperá la ilusión en mil pedazos cuando le advierta que debe alejarse de él todo lo posible, ya que no le conviene en absoluto, es imposible tener una relación con una persona de ese estatus y no le gustaría que su hija cometiera el mismo error que ella. Pero Caymen no podrá resistirse y seguir conociéndole, ya que Xander es una persona muy comprensiva y atenta con ella, cosa que le agrada y la hace sentir especial. Pero es realista, y sabe que la relación que están empezando no va a durar para siempre, ya que es lo que suele pasar con dos personas tan diferentes económicamente, tienen fecha de caducidad. Pero Xander no se rinde, y con el tiempo intentará ganarse su confianza.

Pondrán muchos obstáculos en el camino de ambos protagonistas, Caymen no podrá mostrarse tal y como es ella por miedo a que la lastimen, y Xander no sabe cómo romper esa barrera para acercarse más a ella, ya que desde el primer momento en que la vio, quedó prendado de ella y de su lado sarcástico. Caymen no será la única que ponga distancia entre ellos, ya que su madre hará todo lo posible por separarlos, ya que no quiere ver a su hija destrozada cuando Xander le rompa el corazón como le pasó a ella. Pero lo que la madre de Caymen no sabe ni entiende, es que no todas las personas están cortadas por el mismo patrón, por lo que no debería juzgar a una persona por ser rica sin antes conocerle de verdad.


OPINIÓN PERSONAL :

Tenía muchas ganas y curiosidad al mismo tiempo de leer una historia romántica de este estilo. La sinopsis te atrae muchísimo desde el primer momento, por lo que cuando lo empecé, básicamente lo devoré. Me gustó bastante el tema que la autora llevó a cabo aunque en ciertos momentos de la trama y algunas decisiones de los personajes no me convencieran del todo. Aunque debo decir que el final se me quedó un poco corto, cuando cerré el libro sentí que le faltaba ese toque o chispa para que fuera un libro perfecto, por eso no le he dado la máxima puntuación.

La historia cuenta sobre la vida de Caymen Meyers, una chica muy humilde que ha trabajado y vivido toda su corta vida en una tienda de muñecas de porcelana con su madre. No llegó a conocer a su padre, ya que este las abandonó al enterarse de su existencia, por lo que actualmente viven en la pobreza y como pueden. Tiene muy bien aprendida la lección de su madre, no fiarse de la gente rica, ya que no traerá nada bueno como le pasó a ella. Pero en el momento en el que conozca a Xander, su vida empezará a cambiar. Aunque sea el típico chico rico, en el fondo es una buena persona que se preocupa y es atenta con los demás. Pero Caymen sabe que ese tipo de relaciones no duran. Aún así, Xander no se va a rendir y va a seguir haciendo todo lo posible por ganarse su confianza y la aprobación de su madre. La trama me ha enganchado desde el principio, los finales de capítulos te incitaban a seguir leyendo los siguientes hasta que terminaras el libro. Aunque como punto negativo diría que ciertos comportamientos de varios personajes no me gustaron del todo y el final se me quedó corto.


Los personajes me han parecido muy tiernos y algo insoportables en ciertos momentos. Tenemos a Caymen Meyers, la protagonista. Este personaje me ha parecido bastante flojo, siempre escondía sus verdaderos sentimientos para no enfadar a su madre cuando en realidad deseaba todo lo contrario. Pero es lógico cuando es la única familia que has tenido siempre. Eso sí, sus comentarios sarcásticos me daban la vida entera. Luego está Xander Spence, que me ha gustado un poco más que Caymen. Es un chico atractivo, comprensivo y una verdadera caja de sorpresas, por lo que nunca te esperas por dónde va a tirar este personaje.

También está la madre de Caymen, que no me ha gustado para nada. Al exigirle a su hija que no cometiera sus mismos errores ya empezó a ir mal, pero que se enfadara con ella por no contarle algunas cosas cuando ella era la primera en guardarle secretos, me cayó aún peor. Pero eso no quiere decir que sea un mal personaje, es muy complejo y es bastante adecuado para este tipo de historias. Y por último, quiero hablaros de Skye, la mejor amiga de Caymen. Este personaje es un todoterreno, básicamente no tiene pelos en la lengua. Si hace falta saca las garras para defender a su gente y todas las veces que hagan falta. Ha sido un gran personaje, le ha aportado ese toque humorístico que no puede faltar en este tipo de historias románticas.


La pluma de Katie West me ha dado una primera impresión muy buena. La temática de la historia es muy acertada y los giros argumentales que aparecen en la trama dejan al lector con la boca abierta. Aunque como punto negativo diría que el final me dejó con ganas de saber algo más de los protagonistas y de otros personajes. Un epílogo me habría encantado que tuviera.

En conclusiónLa distancia entre tú y yo, escrita por Kasie West. Una historia que comienza de manera interesante, con nuestra protagonista Caymen Meyers, una chica que no ha tenido muchas oportunidades en su corta vida y ha tenido que lidiar con el negocio de su madre, una tienda de muñecas de porcelana. Su vida dará un vuelco cuando aparezca por la puerta un chico, Xander Spence, con la intención de comprar una de sus muñecas. La trama me ha parecido muy ligera entretenida de leer, te mantiene con ganas durante toda la lectura y viene estupendamente bien para descansar de lecturas más densas. El final me ha sabido a poco, por eso no le he dado la máxima puntuación, aún así el desenlace me ha hecho sonreír.




Muchas gracias a la Editorial Plataforma Neo por el ejemplar.





¿Os gustan las historias románticas?
¿Qué os parece la actitud de cada personaje?



¡Contadme en los comentarios!